Mucho ruido, muchas nueces

Con la misma piedra, señores

Será que pienso demasiado y que a veces encuentro un extraño placer en complicarme la vida. Cometer los mismos errores puede convertirse en un mecanismo peligroso que a veces nos asusta, pero nos gusta –como bien dice la canción–, y que generalmente consiste en:

1. Sufrir por haber sucumbido.
2. Flagelarse bien y bonito (harto, bastante).
3. Dejar pasar un rato.
4. Reincidir.

Sounds familiar, my friends?

No voy a decirles con qué piedra me gusta tropezar más seguido (el pecado podría no entenderse del todo y, la mera verdad, este nivel de freakyness me acomoda bastante bien por ahora); tampoco voy a contarles cuál es mi método favorito de tortura, pero si están pasando por un momento difícil y quieren abandonarse un poco más de lo debido al drama, escuchen esta rola y únanse a mi particular humor de martes.

Que la disfruten.

CW*

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s